Cult For the Best | Formas Puras
PROYECTO NEBULOSA

PROYECTO NEBULOSA


Nace en Valladolid un proyecto para dar credibilidad empírica y un giro de 180º al mundo de la comunicación. El objetivo es relacionar los conceptos claves del diseño con las emociones y que es lo que provoca en el usuario, aspectos fundamentales para el neuromarketing.




El neuromarketing es una disciplina que consiste en aplicar técnicas pertenecientes a las neurociencias en el ámbito de la mercadotecnia y que analiza los niveles de emoción, atención y memoria según los estímulos percibidos de forma consciente o subconsciente y tiene como objetivo tener datos más precisos acerca de la reacción de los consumidores a estos estímulos para señalar cómo mejorar un producto o servicio y cómo son los procesos de decisión del consumidor.

El 85-90% de las decisiones de compra que efectúa el ser humano se toman de forma no consciente. El proceso de compra puede empezar en casa, en la calle o en un viaje, no necesariamente ante el producto o servicio y éste acaba una vez el consumidor asume y asimila que ha comprado un producto o servicio y puede hacer uso de ello y disfrutarlo. Según Jurgen Klaric, consejero delegado de la firma Mindcode International y considerado como uno de los mayores exponentes del neuromarketing a nivel mundial, afirmó en un Seminario de Neuromarketing en Colombia que “la gente no sabe qué quiere comprar”. Klaric resaltó que uno de los errores que se pueden cometer en la publicidad es no entender cómo funciona la mente de las personas traduciéndose así en la poca efectividad de ésta. El 80% de las empresas más importantes y punteras del mundo ya lo usan y no emplean una estrategia basada en el precio, es decir, si no se entiende la mente del ser humano siempre se tendrá que vender barato.

Un logo adecuado para una joyería, el diseño de una web de un restaurante que pretende transmitir al público la experiencia que ofrece de su gastronomía, el packaging de un Ribera de Duero son objetivos que persigue entre otros este proyecto.

El proyecto nebulosa consiste en la medición de las emociones de las personas frente a una batería de diseños relacionados con aplicaciones móviles, web, packaging, marcas gráficas, y otro tipo de productos como vino, cerveza, comida. El proyecto se desglosará en 12 sesiones en los que la temática será distinta una de otra. En cada sesión un grupo de voluntarios percibirá un conjunto de muestras relacionadas con dicha temática y las reacciones y emociones que se produzcan en dichas personas serán recogidas en una tecnología basada en sensores individuales conectados a la mano de cada sujeto a través la Actividad Electrodérmica (EDA).

La realización del proyecto empezará con el análisis de la primera temática: la tipografía, la forma y el color. Esta fase del proyecto dará lugar el día 10 de octubre y se realizará en tres sesiones diferentes a las 18:00, 19:00 y 20:00 en la Facultad de Comercio de la Universidad de Valladolid. Tanto para esta primera fase como para las siguientes se necesitan voluntarios para la realización de este proyecto por lo que si estás interesado en participar puedes registrarte en la web proyectonebulosa.es.

Esta primera temática del proyecto estará presentada por Félix Rodríguez Hernández (Mr. Zé). Nacido en Valladolid, amante de las tipografías y de las letras en general, es director creativo y co-fundador de Estudio PobrelaVaca desde hace más de 15 años, y en el que comienza a desarrollar trabajos profesionales de lettering y caligrafía para identidades visuales. Sus trabajos de caligrafía son fuertes, siempre intentando plasmar ese aspecto urbano que le da un signo de identidad personal. Su contacto con la calle es muy temprano, de ahí que su desarrollo caligráfico urbano acabase dando lugar a ser el primer embajador oficial del movimiento Calligraffiti en el estado español. Su trabajo urbano se ha podido ver en festivales de Street Art en Hamburgo, París, Milán o el último en Murcia durante el Murcia Street Art Project, así como en importantes exposiciones de caligrafía como la última en Arantzazu o el año pasado en la Biblioteca Nacional. Este entusiasmo por la caligrafía le lleva también a exposiciones internacionales y trabajos de customización relacionados con una de sus pasiones: las scooters. El uso de nuevas herramientas, la búsqueda de la expresión más rotunda y el poner toda su rabia en las obras son su sello de identidad.