Estos dos personajes nacen de la mente del equipo, pensando en crear una campaña para promocionar etiquetas de vino, pero de manera distinta.

Todo empezó con ideas en el aire, que fueron cogiendo forma, para acabar formando el primer storyboard de la historia de estos dos vinos. La idea era sencilla, intentar transmitir esa simpleza que poseen ciertas etiquetas sin un buen diseño, por otra parte, gracias a Cult for the Best y David Herrero Rico (Puro Espíritu) se logra sacar los matices y sensaciones para otorgárselos a la etiqueta.

Para llevar más allá esta historia, había que darle la máxima vida a nuestros personajes, por lo que se les buscaron personalidades y se buscaron unos nombres acordes a ellas. Estos nombres provienen de uvas reales. Se escogió Rufete por su maduración temprana, siendo fresco y ligero, formando un personaje más joven, fiestero y risueño. Para Merlot, siendo también un vino joven, sus características son de más intensidad, además, su nombre evoca a tiempos clásicos, por lo que ese se elige como su dote.

Con los personajes ya formándose, se pasó al bocetaje e introducción en Photoshop para la visualización completa del estilo. Además, se crearon etiquetas a estas personalidades.

 

Con todo ello integrado, se pasó a animar estos personajes, así como a ponerles voz, llevándoles de esta manera a la vida.

Se conformaron todas las partes del vídeo, así como su introducción. Realizándose un lettering especial para nuestros personajes.

 

 

×
Déjanos tu número, te llamamos
  Te llamamos